Negocios Online

Muchas veces nos han llegado ofertas muy suculentas por nuestras páginas web, pero ¿Debo aceptarla o no? Depende de lo que quieras hacer a largo plazo, esa es mi respuesta inmediata. No obstante, debéis meditar bien la venta de vuestra página web, y que haréis después de venderla. A continuación, os hablaré acerca de vender tu página web por internet.

  1. Están dispuestos a pagar mucho dinero

Esto puede significar dos cosas: o simplemente quieren tu tráfico, o saben que van a sacar mucho más dinero haciendo lo mismo que tú. Yo me inclino más por la segunda opción, ya que, si has innovado en algún aspecto, se están apropiando de tu innovación y del tiempo que te ha costado idearla. Si es por esto último, os desaconsejo vender vuestra página web.

Si habéis llegado lejos por vuestro contenido, al diablo con la web, podéis empezar un proyecto con las mismas ganas y con más fuerzas. A ciertos usuarios les da igual la web, sólo la siguen por la personalidad que hay detrás, por quien está detrás del teclado.

 

Negocios por Internet Rentables

  1. ¿Cómo sé que es un precio justo?

Créeme que la experiencia me ha enseñado que no hay precio justo, sino precio de mercado. Cuando tu vendes algo, puede que para ti tenga más valor que su precio real, por lo que los precios se rigen por el mercado. Así que en esta materia no hay que ser demasiado sentimental porque, de lo contrario, no venderemos la web ni a tiros.

Para saber cuál es el precio de mercado de tu página web, según su posicionamiento, trafico, etc., se mide de varias formas, acude a una agencia para que te diga cuál es el precio de tu web, y ya que estamos, preguntamos si merece la pena venderla o no. Básicamente, os hablo de tasar vuestra web.

 

  1. Arrepentimiento

He conocido a personas que se han arrepentido de vender la página web, por lo que el consejo que os doy es simple: no vendáis si no lo tenéis MUY claro. Pensad a qué renunciaréis, si vendéis vuestra página web, y qué ganaréis. Esta pregunta es la que todos os debéis de hacer llegado a este punto porque podéis lamentaros muchísimo de vender vuestra web, si no sabéis responder con claridad.

Por tanto, en este aspecto es mejor prevenir que curar, ya que no es posible volver atrás cuando tomamos decisiones como estas. Cuidado con esto porque he visto por internet gente arrepentida que está dispuesta a volver a comprar la página web que vendieron por cantidades irracionales.

 

Negocio Online: Consejos para Emprendedores

  1. Inversión

He leído a gente muy inteligente que tenía claro que iba a vender su página web desde el primer momento que la abrió. No sé si creérmelo, pero de ser así hay que tener mucho coraje y fortaleza mental para pensar de esa manera. Internet avanza a pasos agigantados y los proyectos pueden quedarse en quimeras, por lo que me parece una decisión muy valiente.

Si alguno de los que me lee abrió su página web como inversión de futuro, que comente y nos cuente su experiencia, quizás saquemos algo en claro de esto.

 

  1. Cagarla

Perdón por usar palabras malsonantes, pero, en muchas ocasiones, vender tu página web es eso: una “cagada”. El principal motivo de ello es porque no eres capaz de emprender otro proyecto de éxito que te sitúe en el mismo lugar que lo hizo tu antigua página web.

Otro motivo es la cantidad de dinero que os ofrecían por la página web, una cantidad que parecía una locura cuando os la ofrecieron, pero que con el paso del tiempo habéis visto que no era para tanto, comparado con lo que está ganando esa página en la actualidad.

 

Ideas y Modelos de Negocio Rentables en Internet

 

Blog